Universidad Francisco de Vitoria • Ctra. Pozuelo-Majadahonda Km. 1.800 • 28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Teléfono: (+34) 91.351.03.03 • Fax: (+34) 91.351.17.16

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • YouTube Clean

Multiculturalismo: Utilidad vs Problemática

 

Como estudiante de Relaciones Internacionales soy consciente de lo difícil que pueden llegar a ser las relaciones entre personas de culturas diferentes. Sin embargo, este choque de ideas, de formas de pensar, genera un conflicto y una discusión totalmente necesarios para enriquecer el trabajo en equipo.

 

En el artículo Managing Confrontation in Multicultural Terms, publicado en la prestigiosa revista de investigación Harvard Business Review (HBR); Enrin Meyer expone, precisamente, todos los problemas y dificultades que se derivan de este encuentro.

 

Se podría llegar a pensar que la solución perfecta sería la eliminación de la diversidad de dichos grupos, pero, como ya he explicado, no puede ser. Dicha diversidad, dicha confrontación de ideas es absolutamente necesaria para aumentar la efectividad y competitividad del equipo. Tenemos que aprender a manejar las relaciones interculturales para poder sacar el máximo provecho. Porque no, volver al monoculturalismo no debe ser una opción.

 

Sin embargo, no es una tarea fácil. El propio autor expone un ejemplo bastante sencillo. En él intervienen dos culturas totalmente opuestas: la francesa y la indonesa. Todos sabemos que el pensamiento competitivo, directo y franco de occidente choca con la educación, prudencia y la sensibilidad de una cultura oriental basada en los modales. Para un ejecutivo indonesio una frase despreocupada de un ejecutivo francés puede parecer toda una ofensa.

 

Ejemplos como éste los hay a montones. Ante ellos podemos adoptar dos tipos de actitud: la proactividad útil o el orgullo destructivo. Hay que tener talante y saber que deberás renunciar a cosas para poder encontrar una forma de actuar que se adecúe a la de tus interlocutores. Si, por otro lado, te muestras cerrado a esta necesaria maleabilidad, el trabajo se verá dificultado y, todos los beneficios que se pueden deducir de un grupo multicultural, se verán mermados.

 

Entonces, ¿cuál es la solución? ¿Cómo podemos establecer relaciones provechosas entre culturas? Primero, se deben conocer las costumbres de las personas que acudirán al encuentro. Así, como profesional preparado, debes conocer a quiénes serán tus interlocutores para poder adaptarte a ellos y saber cómo debes actuar.

 

Por otro lado, conociendo ya a las personas con las que vas a tratar, debes tener especial cuidado con aquellas que puedan ser especialmente sensibles. Con ellas deberás intentar despersonalizar la relación, es decir, no dirigirte a ellas directamente para, así, lograr que no se sientan ofendidas. Finalmente, siempre es una buena opción buscar un lenguaje formal y educado. Es posible que esto mantenga unas distancias demasiado amplias entre los miembros del grupo, pero garantizará un trabajo respetuoso y fructífero.

 

En conclusión, partiendo de la idea de la dificultad en las relaciones multiculturales, podemos establecer que la clave para lograr una normalización de las mismas es la proactividad, la actitud y la disposición de uno mismo por lograr que dicho trabajo salga adelante. Olvidemos la forma en la que, debido a nuestro origen, conocemos las cosas e intentemos, al igual que le profesor Keating en El Club de los Poetas muertos, “mirar las cosas desde otra perspectiva.”

 

 

Please reload

Entradas Destacadas

Esas son las decisiones que, según las profesoras Sahakian y LaBuzetta de la Universidad de Cambrigde, toma un adulto norteamericano al cabo del día....

¡¡¡35.000 decisiones!!!

October 26, 2016

1/5
Please reload

Entradas Recientes

October 26, 2016